10 pasos para potenciar la planificación de tu carrera

Si eres nuevo en el mundo laboral o ya has avanzado mucho en tu campo, probablemente hayas escuchado que la planificación profesional es importante para el éxito profesional. Después de todo, tener una estrategia le ayuda a mantenerse concentrado y puede hacer que sea más fácil aprovechar las oportunidades adecuadas a medida que surgen.

Pero descubrir cómo planificar su carrera suele ser más fácil de decir que de hacer. Esto no es algo que se aprende a hacer en la escuela, por ejemplo. Por otro lado, hay muchos consejos que le dicen que la planificación profesional es clave, pero no todos realmente le dicen cómo hacerlo. Frustrante, ¿verdad? Lo entendemos perfectamente.

Si se pregunta: “¿Qué es la planificación profesional y cómo puedo utilizarla para lograr el éxito profesional?” tienes suerte. Vamos a profundizar en este mismo tema. Entonces, acompáñenos mientras exploramos el mundo de la planificación profesional.

➡️Dónde te ves dentro de 10 años

Índice
  1. Conceptos básicos de planificación de tu carrera profesional
  2. Errores en la planificación de carrera
  3. Planificación profesional paso a paso
    1. 1. Reflexiona sobre dónde estás
    2. 2. Examinar las opciones profesionales
    3. 3. Reduce tu lista
    4. 4. Definir objetivos individuales a corto y largo plazo.
    5. 5. Crea una línea de tiempo
    6. 6. Aproveche la oportunidad de mejorar sus habilidades
    7. 7. Actualiza tu currículum
    8. 8. Referencias en el trabajo
    9. 9. Realice un seguimiento de sus resultados
    10. 10. Repasa y repita
  4. Conclusión

Conceptos básicos de planificación de tu carrera profesional

Antes de profundizar en los pasos que puede seguir para impulsar su carrera, tomemos un segundo y respondamos una pregunta importante: ¿Qué es la planificación profesional?

En el sentido más simple, la planificación profesional es un proceso en el que usted define sus objetivos profesionales a corto y largo plazo. Reflexiona sobre dónde estás ahora y decide adónde te gustaría ir. Luego, creas una estructura que delinea el viaje entre estos dos puntos.

Sencillo, ¿verdad? Lo es, en muchos aspectos. Pero eso no significa necesariamente que sea fácil. En muchos casos, esto implica mucha reflexión honesta para garantizar que alinee su plan con sus pasiones, intereses, necesidades y preferencias. Esto puede resultar difícil de hacer.

CONSEJO: Al crear un plan de carrera, es fundamental centrarse en sus necesidades y preferencias. Aunque alguien te diga que “deberías” ir en una dirección particular, si eso no te hace feliz, tal vez no sea el paso correcto. La satisfacción laboral es importante. Es fundamental para el compromiso y, en última instancia, el éxito. Es por eso que debes tener en cuenta lo que quieres y necesitas, asegurándote de que tu plan te sirva bien y no se trate solo de satisfacer las expectativas de otra persona.

Pero si bien puede ser un trabajo duro, es un esfuerzo que vale la pena. Después de todo, las personas pasan una media de 90.000 horas en el trabajo a lo largo de su vida. Si trabajas a tiempo completo, eso representa más de 43 años de tu vida.

Piensa en ello un segundo. Si pudieras elegir crear una carrera que te hiciera feliz durante 43 años de tu vida en lugar de saltar entre roles insatisfactorios, ¿no preferirías ser feliz? ¿Quién no lo haría?

Además, las personas que tienen objetivos formales tienen diez veces más éxito que quienes no los tienen. Hablemos de potencial.

Con la planificación profesional, aumenta sus posibilidades de tomar un camino que disfrutará plenamente y sobresaldrá a medida que lo haga. Por eso es importante.

Otra cosa que debemos señalar es que la planificación y el desarrollo profesional no son lo mismo. La planificación profesional tiene más que ver con la hoja de ruta. Se trata de trazar el camino que te llevará a donde quieres estar.

Por lo general, cada carrera puede tomar multitud de direcciones. Con un plan de carrera, usted elige adónde quiere ir entre las opciones disponibles, lo que le permite comprender lo que se necesita para llegar allí. Estás estableciendo metas, dándote dirección para guiarte a medida que avanzas en tu campo.

Con el desarrollo profesional, normalmente te concentras en mejorar tus habilidades de una manera que te permita pasar al siguiente nivel. Es la parte de la ecuación más orientada a la acción. No sólo estás identificando oportunidades; los estás atrapando.

En general, la planificación y el desarrollo profesional son dos partes de un todo mayor. En conjunto, pueden lograr avances significativos hacia sus objetivos. Al final, ese es exactamente el punto.

Errores en la planificación de carrera

Como ocurre con todos los asuntos relacionados con la carrera, es posible cometer errores en la planificación profesional. Y ciertos errores pueden ser sorprendentemente importantes.

Uno de los mayores errores de planificación profesional es ser demasiado vago. Por ejemplo, una meta como “Quiero ganar mucho dinero” no te da mucha dirección. Ni “quiero ayudar a la gente” ni “quiero destacar profesionalmente”.

Cuando se trata de establecer objetivos, la especificidad es tu amiga. Le brinda una hoja de ruta más clara a seguir. Es por eso que realmente necesitas profundizar más al definir tus objetivos.

En segundo lugar, ser demasiado optimista o inspirador no funciona a tu favor. Sí, quieres esforzarte y mantener las cosas positivas. Sin embargo, también hay que ser realista.

Considere lo que es razonable lograr en un período de tiempo determinado. Si quieres apuntar un poco más alto, está bien, porque podría motivarte a concentrarte realmente. Solo asegúrate de no intentar lograr lo imposible, ya que eso puede desmotivarte.

Por último, no considerar la planificación profesional como un proceso continuo es un gran paso en falso. Si bien es posible que comprenda sus objetivos ahora, eso no significa que las cosas no vayan a cambiar en el futuro. ¿Quizás algo nuevo entre en su campo y sea más adecuado? ¿Quizás tendrás una oportunidad inesperada en la que no habías pensado antes?

Mantenerse ágil es imprescindible. De esta manera podrás adaptarte con el tiempo.

Planificación profesional paso a paso

Diez pasos para potenciar la planificación de tu carrera

1. Reflexiona sobre dónde estás

No puedes hacer un plan de carrera sin analizar detenida, cuidadosa y honestamente dónde te encuentras ahora.

Dedica tiempo a reflexionar sobre tus fortalezas y debilidades. Descubre tus necesidades y preferencias. Defina sus valores. Considere lo que está dispuesto a hacer y lo que no para seguir adelante, por ejemplo, si estaría dispuesto a volver a estudiar o aceptar un trabajo peor remunerado si le ayudara a desarrollar habilidades cruciales.

La honestidad es realmente la clave. De esta manera, podrá ser realista acerca de dónde se encuentra y comprender verdaderamente lo que quiere.

2. Examinar las opciones profesionales

Este paso consiste en descubrir adónde quieres ir. Obtenga más información sobre los campos que le interesan. Identifique trabajos que le resulten atractivos, acordes con sus pasiones y con el potencial adecuado. Entonces, profundice más.

¿No estás seguro de cómo profundizar más? Afortunadamente, hay muchas opciones. Prácticas, puestos de voluntariado, entrevistas informativas, observación laboral, cursos de introducción a la universidad, proyectos desafiantes… todo esto puede brindarle información útil.

Su objetivo es comprender completamente lo que implica una trayectoria profesional. En el camino, intente responder algunas preguntas clave. ¿Ofrece estabilidad financiera o es más errático? ¿Hay demanda de profesionales en ese campo? ¿Las tareas laborales te harían feliz? ¿Necesitarías mudarte? ¿Tienes que volver a la escuela?

Cada detalle es una parte importante de la ecuación, así que reúne tanta información como puedas a lo largo del camino.

3. Reduce tu lista

A medida que explora sus opciones profesionales, puede comenzar a reducir su lista. Si algo no te parece bien, elimínalo. Si algo parece tener un potencial real, mantenlo en la lista.

A medida que la lista se acorta, revísela para ver si surge alguna opción. Si es así, es posible que este deba ser su enfoque principal.

Si tiene algunas opciones estelares sobre la mesa, vea si tienen algo en común. Algunas carreras profesionales son bastante cercanas entre sí y tienen bases similares en lo que respecta a habilidades y demás. Por lo tanto, es posible que pueda mantener varios trabajos a la vista por ahora y concentrarse en uno más adelante.

4. Definir objetivos individuales a corto y largo plazo.

Ahora que tienes un objetivo, es momento de analizar los pasos necesarios para hacerlo realidad. ¿Cómo lo haces? Estableciendo objetivos a corto y largo plazo que le lleven a donde quiere ir.

A veces, en realidad es más fácil trabajar al revés. Mira el puesto que deseas al final de tu carrera. Mire sus requisitos e identifique el trabajo que debe realizar de inmediato antes de poder ser elegible para ello. Luego, continúa retrocediendo hasta llegar a donde estás hoy.

Cuando detectes un trabajo que requiera habilidades o educación que no tienes, anótalo. Descubra en qué parte de la hoja de ruta debe adquirir esa habilidad, título o certificación. De esta manera, puedes incluirlo como un objetivo separado en tu viaje más amplio.

Su principal objetivo aquí es identificar todos los pasos que debe seguir. De esta manera, tendrá una hoja de ruta funcional.

5. Crea una línea de tiempo

Ahora que tienes tu hoja de ruta, es hora de agregar un detalle importante: el tiempo. Al comprender cuándo desea finalizar cada paso, crea un cronograma para su carrera.

La investigación puede ser tu aliada aquí. Verifique el tiempo promedio que lleva obtener su título, considerando si solo irá a la escuela o manejará otras responsabilidades, como el trabajo, mientras asiste. Explore los requisitos mínimos de experiencia para los diferentes trabajos en el camino para estimar cuánto tiempo necesitará para desempeñar un puesto en particular antes de que sea elegible para ascender.

De esta manera, puedes delinear exactamente cuándo se alcanzarán ciertos objetivos. Además, ver una fecha límite difícil puede ser motivador y brindarle la concentración que necesita para elaborar el plan.

6. Aproveche la oportunidad de mejorar sus habilidades

Si el primer paso de su plan profesional es adquirir una nueva habilidad, un título o una formación adicional, busque una oportunidad de mejora de habilidades adecuada. Regístrese en ese curso, comuníquese con un colega que pueda mostrarle el camino o comience a estudiar por su cuenta. Ponte en marcha ahora y pon en práctica tu plan inicial rápidamente para no perder el impulso.

7. Actualiza tu currículum

Si el primer paso en su carrera profesional es un nuevo trabajo y tiene las habilidades para conseguirlo ahora, el siguiente paso debería ser actualizar su currículum. Utilice el método Tailoring para centrar su solicitud en el puesto que desea obtener. De esta manera podrás iniciar tu búsqueda de empleo más fácilmente.

Sí, dar la respuesta correcta puede resultar un poco complicado. Sin embargo, si se utiliza la estrategia correcta, resulta mucho más fácil. Si quieres tener una gran respuesta para la entrevista clásica, ¿qué implica tu trayectoria laboral?

8. Referencias en el trabajo

Si bien puedes mirar hacia el futuro, no ignores el presente. A lo largo de tu carrera, siempre habrá una cosa que necesitarás: excelentes referencias. Si deja de intentar sobresalir en su puesto actual, no lo tendrá.

Además, tu trabajo es un activo. Puede aprender nuevas habilidades, asumir más responsabilidades y fortalecer su red, incluso en plataformas como LinkedIn. No ignore el poder de ser excepcional en el trabajo. A menudo esto realmente marca la diferencia.

9. Realice un seguimiento de sus resultados

Mientras trabaja, tome notas cada vez que logre algo. Después de todo, querrás poder hablar sobre tus increíbles logros en tu currículum y durante una entrevista. Al llevar un registro, puede refrescar su memoria de lo que ha logrado, asegurándose de posicionarse como un gran candidato mientras trabaja para ascender en la escala.

10. Repasa y repita

Como se mencionó anteriormente, la planificación profesional es un proceso continuo. Cada año –o cada vez que des un paso adelante o encuentres una oportunidad única– repite todo el proceso.

En muchos casos, repasarlo lleva menos tiempo, ya que ya se tiene una base sólida. Además, es increíblemente importante para la agilidad a largo plazo, ya que le permite controlar todo a medida que sus objetivos evolucionan y cambian.

Conclusión

planificación de tu carrera

En definitiva, la planificación de tu carrera profesional es una excelente herramienta. Te ayuda a llegar desde donde estás hasta donde quieres estar. Es algo bueno. Haga que la planificación de su carrera sea algo habitual, asegurándose de poder mantenerse en el objetivo o ajustar su trayectoria cuando surja la necesidad. En última instancia, ésta es la clave del éxito a largo plazo. Serás ágil y abierto, permitiéndote avanzar con intención en lugar de depender del azar.

¡Buena suerte!

➡️El mejor formato de carta de presentación.

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia - Mas información