Saltar al contenido

Encuesta de Satisfacción

A veces queremos saber qué es lo que piensan las personas acerca de un tema, por ello surgieron varios mecanismos como la encuesta de satisfacción. A través de ellas podemos conocer qué es lo que piensan y opinan mediante a una serie de preguntas concretas.

Hoy vamos a conocer más a detalle todo lo que debes saber acerca de una encuesta de satisfacción. Y lo primero y más importante a la hora de dar un repaso por ellos es conocer su concepto y definición.

¿Qué es una Encuesta de Satisfacción?

Una Encuesta de Satisfacción es básicamente una lista de preguntas en las que participa una persona respondiendo bajo su criterio personal. Estas encuestas pueden estar hechas de forma manuscrita o de forma virtual gracias a las computadoras y otros dispositivos.

Generalmente se hacen este tipo de encuesta a una gran cantidad de personas y luego se comparan los resultados para generar un porcentaje de respuestas. Con este porcentaje podemos denotar muchas cuestiones diferentes y que nos dirán como opina la mayoría de las personas sobre un tema específico.

Tipos de Preguntas en una Encuesta de Satisfacción

Las encuestas de satisfacción están compuestas por varias preguntas, estas pueden venir en preguntas abiertas y preguntas cerradas, aunque generalmente son sólo preguntas cerradas.

Preguntas Abiertas

En las preguntas abiertas, la respuesta es escrita por nosotros con nuestras propias palabras, por ello esta respuesta varía casi de forma infinita. Esto ocurre porque cada persona va a tender a contestar de una manera diferente.

Evaluar y comparar resultados de una encuesta con preguntas abiertas es más complicado que una encuesta hecha con puras preguntas cerradas. Generalmente las preguntas abiertas se hacen es para tener una opinión más personal de una persona sobre alguna cosa o producto.

Preguntas Cerradas

Las preguntas cerradas son aquellas en donde la respuesta puede elegirse de entre una serie de respuestas ya planteadas y predeterminadas. Generalmente estas respuestas son del tipo de SI o NO, pero también encontramos otro tipo de respuesta.

La mayoría de las encuestas se componen de este tipo de pregunta ya que comparar las respuestas es más sencillo.

Objetivo de una Encuesta de Satisfacción

Una encuesta de satisfacción tiene como objetivo principal mostrarnos que opinan las personas sobre un tema específico. El tema y el público al que será orientada esta encuesta serán determinados por las personas que realicen la misma.

Podemos realizarle encuestas de satisfacción a nuestros empleados sobre cómo se sienten con algún tema, a nuestros clientes sobre algún producto, entre otros.

Beneficios de Realizar una Encuesta de Satisfacción

Dentro de un negocio es muy sabio saber que la frase de ‘’el cliente siempre tiene la razón’’ es correcta. Y tener en cuenta la opinión del mismo es importante para que este pueda ser feliz y prefiera nuestro producto por sobre los demás.

Realizar una encuesta de satisfacción es realmente beneficioso, ya que conociendo lo que piensan las personas podemos mejorar o cambiar algo. A continuación vamos a listar algunos otros beneficios de realizar una encuesta de satisfacción:

  • Nos permite mejorar.
  • Con el podemos conocer la opinión de las personas.
  • Podemos conseguir más clientes.
  • Mantener a nuestros clientes.
  • Saber si un cambio será bien o mal recibido.

Datos a Tener en Cuenta para Hacer una Encuesta de Satisfacción

Para hacer una encuesta de satisfacción debemos tener muchos datos en cuenta, ya que la misma tiene que tener un objetivo específico. Por ello vamos a listar a continuación algunos de los datos más importantes y que debe tener cualquier encuesta de satisfacción:

¿Qué es lo que Queremos Saber?

Lo primero que debemos plantearnos es qué es lo que queremos que sea evaluado en dicha encuesta. Un ejemplo de ello puede ser preguntar si los encuestados están conformes con que nuestro producto sufra algún cambio.

Público Objetivo de Nuestra Encuesta

Ya teniendo planteado lo que queremos saber, debemos plantearnos cuál será el público que va a realizar dicha encuesta. Por obvias razones no le vamos a preguntar a nuestros clientes si están de acuerdo con alguna cuestión que incumbe solo a nuestros empleados.

Las Preguntas

Ya sabiendo que existen preguntas abiertas y cerradas debemos trasladar y orientar las mismas a lo que sea que queramos saber en dicha encuesta. Si hacemos una encuesta sobre el sabor de un refresco, sería innecesario preguntar una cosa de zapatos por ejemplo.

Las preguntas deben estar bien planteadas e ir directo al punto, además debemos saber que es mucho más fácil evaluar una encuesta corta y sencilla.

Análisis de los Datos de una Encuesta de Satisfacción

Cuando ya tenemos las encuestas llenada por parte de nuestro público objetivo, solo basta con tomarlas y analizar las respuestas.

En el caso de ser preguntas cerradas solo sumaremos todas las respuestas iguales y sacaremos un porcentaje de las mismas. Este porcentaje nos dirá qué opina la mayoría de las personas sobre lo que sea que les hayamos preguntado.

Por el contrario en las preguntas abiertas debemos tomar cada respuesta y analizarla, ya que cada persona tienda a escribir de una manera distinta. En este tipo de preguntas encontramos opiniones más personales de cada persona acerca del tema que queremos saber.

Descargar modelo gratis