Saltar al contenido

Gestión de Cartera

En la actualidad la gestión de cartera es algo muy común que podemos conseguir en distintas familias o empresas para obtener otra entrada de efectivo. Este concepto de inversión se ha vuelto cada vez más sencillo de utilizar porque permite al cliente desligarse y obtener un ingreso pasivo.

Invertir en la bolsa de valores está siendo una práctica muy común por sus distintas formas de ganar dinero con los movimientos del mercado. Esto a su vez, atrae a muchos clientes principiantes que desconocen de la totalidad de las operaciones o las técnicas usadas. Por eso una gestión de cartera se ha vuelto un medio atractivo.

¿Qué es una Gestión de Cartera?

La gestión de cartera es un servicio financiero que las personas naturales, jurídicas o empresas pueden contratar para servir como un intermediario. Está bajo responsabilidad de manos expertas en la bolsa de valores para encargarse de gestionar tus inversiones o darte a conocer nuevas.

Todos los movimientos considerables durante la gestión de cartera son por decisión del cliente titular por lo cual se le considera un ingreso pasivo. Por ingreso pasivo entiéndase un ingreso por el cual no tienes que realizar un trabajo directamente para generar ganancias.

Las técnicas empleadas en la gestión de cartera por parte del profesional quedan a aprobación por parte de titular. Así como también se establecen los objetivos y comisión del profesional.

Utilizar una gestión de cartera también puede ser algo riesgoso si no se posee un conocimiento financiero adecuado para analizar inversiones. En estos mismos centros profesionales también suelen educar a sus clientes en este tema para establecer una comunicación eficiente.

Etapas de una Gestión de Cartera

La gestión de cartera no es simplemente proporcionarle un capital a un centro financiero especializado y automáticamente generar ganancia. En la misma se deben tomar a consideración diferentes factores que explicaremos a continuación:

Determinar el Tipo de Cliente

Los centros financieros profesionales analizan el tipo de cliente que contrata sus servicios para establecer las posibles inversiones a la que pueden acceder. Esto se debe a que dependiendo de las reglas del país, las casas de bolsa catalogan por nivel a los inversores de gestión de cartera. 

Estos niveles de inversores se realizar con la finalidad de evitar pérdidas potenciales de grandes inversiones de alto riesgo. Por lo cual determinar qué tipo de inversor eres es algo fundamental para establecer los límites de las inversiones.

Objetivos de la Inversión

Lo principal que busca cada inversionista en una gestión de cartera es que sus inversiones sean rentables, de bajo riesgo y con excelentes ganancias. Por ello los centros financieros profesionales establecen junto al cliente los objetivos para la investigación de dichas inversiones. 

La misma puede ser una o varias inversiones en donde se establece un porcentaje del capital a cada una de ellas. Como también el posible porcentaje de ganancia deseada para abandonar dicha inversión.

Estrategia de Gestión de Cartera

En esta estrategia se realiza en conjunto con el cliente y el servicio financiero. Su intención es establecer la modalidad de gestión de las inversiones por parte del servicio financiero así como su alcance y límites.

Selección de Activos

Aquí se determinan los tipos de activos o inversiones en las que puede acceder el cliente dependiendo de su nivel de inversionista.

Selección de Valores

Los centros financieros comúnmente tienen ya catalogados diversos valores que consideran buenas opciones para invertir. En esta sección se establece por parte del cliente los valores a utilizar.

Medición de Resultados

Una vez finalizada la inversión se genera un informe detallado sobre el rendimiento de la misma, así como también determinar el cumplimiento de los objetivos.

Estrategias de Gestión de Cartera

En la gestión de cartera existen dos tipos de estrategias que podemos conseguir por parte de nuestro centro financiero. Dichas estrategias son:

Gestión Activa

Es la estrategia más común de gestión de cartera porque se busca generar el mayor rendimiento de la inversión previendo los movimientos del mercado. Esta tipo de gestión aunque genera los mejores rendimientos no es la más recomendada para inversores principiantes.

Gestión Pasiva

En esta estrategia se busca que la inversión genera una rentabilidad prolongada en el tiempo utilizando un porcentaje considerable del capital. Este tipo de inversión se realiza en acciones bursátiles de bajo movimiento y es la más recomendada para inversores principiantes.

Descargar plantilla gratis