Saltar al contenido

Flujo de Caja

Dentro del manejo de cualquier empresa o supermercado, llevar un correcto flujo de caja es importante para tener unas buenas finanzas. Pero de qué se trata este, te estarás preguntando, y por ello ahora vamos a contestar a esa pregunta.

Antes de conocer el concepto de este documento debemos saber de qué se trata un ingreso y de que se tratan los gastos. Los ingresos son la cantidad de capital que entra a nuestro negocio o bolsillo de diversas maneras, como por ejemplo el sueldo. 

Los gastos por su parte son aquellos servicios o compras en donde debemos invertir perdiendo parte de nuestro capital.

¿Qué es un Flujo de Caja?

Un flujo de caja es el mecanismo a través del cual mediante a una serie de cálculos podemos conocer las ganancias de nuestro negocio. A través de él, podemos ver la cantidad de capital que generamos en un tiempo determinado, ya sean días, semanas, meses o años.

Este documento puede ser positivo o negativo, se considera positivo cuando nuestros ingresos superan nuestros gastos y obtenemos una ganancia neta. Se consideran negativos cuando ocurre al revés y no somos capaces de cubrir los gastos generados con los ingresos con los que contamos.

Tipo de Flujo de Caja

El flujo de caja puede utilizarse para realizar diversas operaciones financieras, cada una se le considera como un tipo de documento diferente. A continuación te los vamos a listar uno por uno:

Flujo de Caja de Operaciones

En este apartado tenemos el flujo de caja que se encarga directamente de estudiar las diferentes actividades que generan ganancias y pérdidas en nuestro negocio. Dentro de estas actividades podemos conseguir todas aquellas relacionadas de la empresa como por ejemplo ventas de productos.

Flujo de Caja de Inversión

Dentro de este tipo de flujo de caja encontramos todos aquellos gastos e ingresos generados por inversiones. Estas inversiones en caso de llegar a ser positivas para nuestro negocio debería de generarse ganancias e ingresos a futuro.

Flujo de Caja Financiero

Este es el flujo de caja generado por diversos medios como por ejemplo intereses, compras de una parte del negocio, pagos y otros trámites.

Elementos

Estos están compuestos por diversos elementos diferentes que lo conforman, cada uno es importante para determinar el flujo de caja correctamente. Vamos a dar un pequeño repaso por los mismos para aprender y conocer un poco más acerca de ellos.

Fecha

En este apartado va registrada la fecha de la actividad, esto sin importar si la misma ocasionó pérdida o ganancias de capital. Es importante siempre tener en cuenta la fecha para que el flujo esté correctamente planteado y no existan cabos sueltos.

Concepto

Aquí es donde vamos a colocar el nombre o descripción de la operación u actividad que se está realizando. Nuevamente sin importar si se trata de una ganancia o pérdida de nuestro capital.

Forma de Pago

Es un apartado un poco opcional, en el van registrada la forma en que se llevó el pago, ya sea efectivo, tarjetas, cheques, entre otros.

Código

El código es el serial o número aleatorio generado en donde podemos asignar un número único a la operación que estamos utilizando, para un flujo de caja.

Entrada

En esta parte vamos a colocar los diferentes ingresos que generamos, ya sea por ventas o cualquier actividad que nos haga ganar más dinero.

Salida

En la salida, por el contrario de la entrada, van reflejados los gastos y pagos que realizamos y que son descontadas de nuestro capital. Osea hablando en palabras un poco más técnicas en la salida es donde van registrados los egresos.

Saldo

En el saldo es donde vamos a llevar el control del capital con el que contamos al momento de registrada la última actividad. En el saldo podemos sumar el dinero que está en la entrada y lo vamos restando con el dinero que hay en la salida.

De esta manera vamos llevando un correcto balance del saldo con el que contamos al momento de realizada dicha actividad. Y así es como determinaremos si en dicho momento dentro de nuestro flujo de caja llevamos ganancia o pérdida de capital.

¿Cómo se Elabora un Flujo de Caja?

Un flujo de caja pueden ser elaborados en muchas maneras distintas en la actualidad, tenemos a nuestra mano muchas herramientas hoy en día para hacerlos. Pero aun con todas estas herramientas, todavía es conveniente saber cómo llevarlo a mano y cómo podemos hacer uno nosotros mismos.

Para realizar este documento es importante conocer todos los elementos que lo componen y luego pasarlos todo al papel o computadora. Todos estos elementos van a formar un cuadro en el que vamos a ir llevando nuestro respectivo flujo.

Cada elemento formará parte de una fila y vamos a ir registrando una por una, cada una de nuestras actividades. Y así, luego de haber registrado todas las actividades de un periodo tendremos nuestro respectivo flujo de caja.

¿Qué Podemos Analizar de Nuestro Flujo de Caja?

Observando el saldo que llevamos en nuestro flujo de caja podemos denotar varias cosas, la principal es si ganamos dinero en ese punto. Entonces gracias a este podemos saber si hubieron ganancias o pérdidas y el peso que tiene cada una dentro de nuestro bolsillo.

Por todo esto llevar este documento de forma constante es lo más recomendado para cualquier persona que quiera manejar correctamente su negocio.

Descargar plantilla gratis